Innovaciones contradictorias: de la Smartkey al Keyless para tu coche

Estamos en plena ebullición de la innovación. Hace poco celebramos que Regreso al Futuro por fin llegaba al futuro (¿no me digas que no te habías enterado?), nuestro presente. Quizás no tenemos los patines voladores o las chaquetas que se secan solas ni la pizza de 2cm que se convierte en una de 22cm en un tipo de plastificadora actual.

Pero se han hecho mucho otros avances, sobre todo en referencia al Internet de las cosas (aunque no me gusta nada este término).

innovacionmarcas

En un momento en el que todo está conectado vía WiFi o Bluetooth, encontramos avances que a veces, por raro que parezca, son contradictorios.

La llave smart y el coche que no necesita llave

El ejemplo más claro de contradicciones en innovaciones wireless que he visto estos últimos días ha sido el anuncio de la nueva llave de BMW. Los nuevos BMW Serie 7 disponen de una llave que se convierte en inteligente. Incorpora una pantalla digital que te permite aparcar el coche sin necesidad de que tú estés conduciendo, además envía avisos sobre la gasolina que queda en el depósito por ejemplo. La pantalla mide 5,5cm, lo cual está muy bien para ser una llave, però quizás es un modelo un poco aparatoso para llevarla en el bolsillo, ¿no creéis?

Y, por otro lado, tenemos el Ford Ecosport, el cual promociona que no necesitas llave para abrirlo. A este innovador sistema le han llamado “Sistema Keyless”, pero no es exactamente así. El propietario del vehículo sí debe llevar un control remoto para que las tres antenas del coche lo detecten a un máximo de 1,5m. Así se desactiva el cierre del coche, pero, ¿cómo se cierra? Con un botón que hay en las puertas delanteras. Pero espera, ¿y cómo lo arrancamos? Pues con otro botón cercano al volante, el cual, al activarlo, las antenas vuelven a buscar las señales del control remoto que lleva el propietario (Ford Power).

Vaya, parece que una vez desgranado el sistema, ninguna de las dos innovaciones son muy útiles. Para la primera necesitas un bolso, y para la segunda necesitas tener encima el control remoto igualmente. Pero la usabilidad de estas dos opciones no es cosa mía.

Mi objetivo con este post es demostrar cómo la innovación y la originalidad de las marcas de un mismo sector puede ir por caminos distintos y ser rompedora igualmente. Que tu PYME no tenga ningún miedo a desmarcarse o a seguir un camino diferente. No por hacer lo mismo que los demás, lo vas a hacer bien. Por suerte, al mismo tiempo que hay mucha gente innovadora, también existen un sinfín de oportunidades gracias a todas las ramas que se están abriendo con la tecnología actual.

Sin miedo, innova.